Placa a la memoria de José de Canalejas. Copyright © 2018 Antonello Dellanotte.

Fecha

1913

Material

Bronce

Emplazamiento

Puerta del Sol, 6
¿Cómo llegar?

La mañana del 12 de noviembre de 1912, José Canalejas y Méndez (Ferrol, 1854 – Madrid, 1912), presidente del gobierno de España y líder del Partido Liberal, salió de su residencia, el palacio de los duques de Santoña, en la calle Huertas, para dar un agradable paseo. Se detuvo en el escaparate de la librería San Martín, ubicada en el actual número 6 de la popular Puerta del Sol, a pocos metros de la calle Carretas, por donde había bajado acompañado de sus escoltas. De manera inesperada sonaron tres disparos. El anarquista Manuel Pardiñas atentaba contra Canalejas y, aunque solo una bala había alcanzado a su víctima, le había herido de muerte. Los escoltas del presidente apresaron al agresor, que al verse acorralado se quitó la vida.

El asesinato de José Canalejas conmocionó a la sociedad española de la época. Su fallecimiento truncó todas las reformas en las que había estado trabajando el político y provocó una fuerte crisis en el Partido Liberal que supondría su desaparición. En general, el sistema político se sumió en lo que se vino a llamar la crisis de la Restauración.

El 30 de octubre de 1913, don Álvaro Figueroa y Torres, conde de Romanones, solicitó al Ayuntamiento de Madrid la instalación de una lápida en recuerdo de Canalejas, en el lugar donde fue asesinado. El consistorio concedió el permiso y además patrocinó, junto con el Centro Cultural Americano, su producción y colocación.

La placa fue encargada a Mariano Benlliure, quien supo adaptar la pieza a la fachada del edificio donde se ubicaba la librería. En el centro de la placa de bronce aparece un delicado perfil en bajorrelieve de José Canalejas, enmarcado por una corona de laurel. Una inscripción incisa dividida en dos bloques recuerda que en este lugar ocurrió el asesinato del político. La lápida se completa con dos guirnaldas de hojas de roble que brotan de los extremos y caen hacia los laterales, otorgándole mayor presencia a la placa.