Monumento al general Cassola. Fotos 1 y 3: JC Martín Lera. Dirección General de Patrimonio Cultural de la Comunidad de Madrid. Fotos 2, 4 y 5: Jonás Bel. Dirección General de Patrimonio Cultural del Ayuntamiento de Madrid. Foto 6: Tarjeta postal antigua del monumento al general Cassola con las letras en bronce desaparecidas.

Fecha

Inscripción en el frontal del pedestal: Al Teniente General Don Manuel Cassola, 1892.
Inaugurado el 7 de diciembre de 1892.

Material

Bronce.
Pedestal en granito y caliza.

Emplazamiento

Parque del Oeste, Paseo Moret
¿Cómo llegar?

Los admiradores del teniente general Manuel Cassola Fernández (Albacete, 1837 – Madrid, 1890) promovieron este monumento, cuya ejecución encargaron a Mariano Benlliure.

Cassola participó en las campañas militares de México y Santo Domingo, defendió a la reina Isabel II en las Guerras Carlistas, actuación que le valió el nombramiento de coronel, también participó en las Guerras Cantonales y en la Guerra de Cuba donde, ya con el cargo de comandante general, lideró notables batallas.

Tras ser nombrado teniente general, comenzó su carrera política, al ser elegido diputado. En 1887, Sagasta le propuso ser ministro de Guerra y Cassola aceptó. El militar elaboró algunas propuestas novedosas, como el Proyecto de Ley Constitutiva del Ejército, en la que se contemplaba, entre otras ideas, el servicio militar obligatorio. Este proyecto no tuvo buena acogida y fue objeto de fuertes polémicas, por lo que Cassola dimitió. El militar falleció en 1890.

Benlliure repitió el modelo que había utilizado en el monumento a Álvaro de Bazán. La figura de bronce —modelada y fundida en Roma— representa a Manuel Cassola uniformado, con actitud serena y firme, dinámico, aunque contenido. El vestuario, así como el rostro del militar, muestran un extraordinario realismo.

El pedestal se divide en dos cuerpos, uno inferior de piedra caliza maciza, sobre un peldaño del mismo material, y otro superior, realizado en granito macizo gris. Originalmente el podio estaba formado por tres escalones y el cuerpo superior era de mármol con las inscripciones laterales realizadas en letras de bronce. Hoy se inscriben en placas calizas con letras superpuestas y aluden a la trayectoria militar del general Cassola, su propuesta de ley fallida y su fidelidad al Ejército español. Una de estas inscripciones también apunta a Mariano Benlliure como autor y a su primigenia ubicación, en 1892, en los jardines de la calle Ferraz, frente al desaparecido Cuartel de la Montaña. En 1929 fue trasladado a la plaza Mariano de Cavia y, finalmente, en 1967, se colocó en el paseo de Moret.