Monumento a la República de Cuba. Fotos 1, 5, 6 y 7: Jonás Bel. Dirección General de Patrimonio Cultural del Ayuntamiento de Madrid. Fotos 2, 3 y 4: Copyright © 2018 Antonello Dellanotte. Foto 8: Boceto del monumento a la República de Cuba.

Fecha

Inaugurado el 27 de octubre de 1952

Material

Bronce

Emplazamiento

Parque del Retiro, Paseo del Perú, Paseo de El Salvador
¿Cómo llegar?

El proyecto del monumento a la República de Cuba y a su presidente, el general Gerardo Machado, surgió a partir de una comisión que llevó esta propuesta ante el consistorio. El ayuntamiento autorizó en 1929 la colocación del conjunto en el paseo de El Salvador, en el Parque del Retiro, donde hasta ese momento se hallaba un pequeño estanque.

El proyecto contemplaba la participación de cuatro escultores de gran renombre, entre los que se encontraba Mariano Benlliure, quien se encargaría de realizar los elementos en bronce, la estatua de Machado que no se llegó a colocar y el diseño de todo el conjunto.

Miguel Blay se encargó de esculpir la figura femenina, alegoría de la República cubana, que corona el conjunto —así se concibió desde el inicio, como se aprecia en las fotos de la maqueta de conjunto que realizó Benlliure—. El frente del pedestal, mirando al este, debía situarse una estatua de Machado, también obra de Benlliure, que nunca se llegó a colocar. Juan Cristóbal realizó la figura de Isabel la Católica y Francisco Asorey se hizo cargo de la de Cristóbal Colón.

Las figuras realizadas por Blay, Cristóbal y Asorey se disponen alrededor de un gran pedestal formado por varios volúmenes prismáticos y que se alza sobre un estanque.

Benlliure se encargó de esculpir la fauna representativa de Cuba. Así, se pueden encontrar dos tortugas, dos iguanas y dos delfines que, además funcionan como caños del estanque. El escultor también se encargó de las guirnaldas y de la proa y la popa de una carabela. Mariano demostró en este conjunto su versatilidad artística y su extraordinario dominio técnico, ya que los elementos animales fueron resueltos con maestría y con el mismo nivel de detalle que el escultor acostumbraba a trabajar en otro tipo de obras.

Aunque la construcción del monumento se inició rápidamente y las obras avanzaban a buen ritmo, la situación política ocasionada por el fin de la dictadura de Primo de Rivera paralizó el proyecto y provocó que su conclusión e inauguración se retrasaran. Finalmente, el monumento fue inaugurado en 1952, coincidiendo con el 460 aniversario del descubrimiento de América.