La conmemoración

Estanque del Retiro con el monumento a Alfonso XII, Juan Miguel Pando Barrero 1956. Archivo Pando. IPCE. Ministerio de Cultura y Deporte.

Tumba de la familia Núñez Rubio. Detalle. Foto: JC Martín Lera. Dirección General de Patrimonio Cultural de la Comunidad de Madrid.

Monumento al teniente Ruiz ©photoarte

Presentación

En 2022 se cumplen 75 años de la muerte de Mariano Benlliure Gil (1862-1946) en su casa-estudio de la calle Abascal de Madrid, celebrándose también 160 años de su nacimiento en Valencia. Esta efeméride ofrece una ocasión única para la puesta en valor de su producción madrileña, integrada por monumentos públicos y funerarios junto con placas conmemorativas —un género artístico que logró renovar y dotar de nuevos enfoques—. Estas obras monumentales, testimonios de una sociedad y una época, son claves para entender la fisionomía de Madrid, vinculada a la expansión y nuevo urbanismo de las ciudades de finales del siglo XIX y principios del XX, así como a la conmemoración y el reconocimiento de personajes públicos y hechos destacados.

Benlliure fue un artista muy reconocido y galardonado en vida, con gran protagonismo en la cultura de su tiempo, no solo por su labor creadora sino también por su papel como gestor, desempeñado desde diferentes cargos institucionales. Un trabajador incansable que dominó la técnica y la materia —el barro, el yeso, la cera, el bronce y la piedra— controlando todas las fases del proceso creativo, para lograr un estilo propio enmarcado en el realismo naturalista de la Restauración borbónica.

La Dirección General de Patrimonio Cultural, dentro del Área de Cultura Turismo y Deporte del Ayuntamiento de Madrid, es la responsable de la organización del programa de actividades de la conmemoración, integrado por visitas guiadas, itinerarios interactivos, conferencias, conciertos y un amplio proyecto de intervenciones de restauración de los monumentos de titularidad municipal. En definitiva, un conjunto de propuestas dirigidas a todos los públicos que invitan a conocer y valorar la obra del escultor, a observar y aprender como base para entender y apreciar unos monumentos, más o menos conocidos, que ornamentan el espacio urbano para deleite, tanto de los madrileños como de los visitantes de la ciudad.

Participan

En la ejecución del programa de actividades de la conmemoración debe señalarse el papel activo de algunas instituciones públicas y privadas, entre las que sobresalen: la Fundación Mariano Benlliure y la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.